23 Lugares De Tu Casa Que No Deberías Limpiar Tan Seguido

Hay personas que les gusta tener la casa como si fuera portada de revista. Y está bien, cada cual vive como le gusta.

El tema es que, aunque parece raro, hay ciertos lugares que no requieren ser limpiados tan seguido como pensábamos.

Publicidad

Por eso, te hemos traído esta guía sobre los periodos de tiempo en que las cosas necesitan tener una pequeña atención. Así podrás organizarte con la limpieza de tu hogar.

1 vez al día

  • Lavaplatos de acero inoxidable: secar para evitar las manchas de agua.
  • Baldosas del baño: no dejes que quede humedad, limpia con un cepillo para evitar la aparición de hongos.
  • Platos: no dejarlos en remojo durante mucho tiempo, ya que se reproducen los microbios.
  • Mesones de la cocina: limpia con un paño húmedo para eliminar los restos de comida.
  • Ropa sucia: lavar a diario para evitar los malos olores y la aparición de microbios.

1 vez por semana

Publicidad

  • Ropa de cama: no lavar con el resto de la ropa.
  • Limpieza de pisos: sacar el polvo y la suciedad con la aspiradora y un trapo húmedo. Si tienes niños, deberás limpiar 3 veces por semana.
  • Muebles del baño: limpiar con un un desinfectante para eliminar los microbios. Los cepillos deben estar guardados en un mueble cerrado. Cada vez que vacíes el excusa, hazlo con la tapa abajo para evitar que salten particular de agua sucia.
  • Limpieza de muebles: usar un paño suave como de microfibra.
  • Limpieza de aparatos electrónicos de la cocina: para quitar grasa y suciedad, usa una toalla de papel con un poco de vinagre.
  • Limpieza del baño: lo mejor es utilizar productos sin cloro ni ácidos fuertes.

1 vez al mes

  • Microondas: puedes usar bicarbonato de sodio para no dañar el esmalte, además, eliminará los malos olores.
  • Filtros de la aspiradora: cuando retires los desperdicios de la aspiradora, lava los filtros ya que así mejorarás su rendimiento.
  • Persianas y rejillas de ventilación: aspira bien primero y luego limpia.
  • Lámparas: quita el polvo con un cepillo antiestático o un paño seco.

1 vez cada 3-6 meses

  • Refrigerador: con bicarbonato de sodio podrás quitar la suciedad y los malos olores.
  • Almohadas, cobijas y colchón: es para deshacerse de los ácaros del polvo. Si no puedes lavar las almohadas, puedes dejarla al sol por unas horas.
  • Cortina de la ducha: para eliminar los hongos y la suciedad.
  • Filtros de la campana de cocina: mejora su eficiencia.
  • Horno: antes de limpiar, calienta por 20 minutos y podrás eliminar mejor la suciedad y la grasa.

1 vez al año

  • Alfombras y muebles de la sala: usa los productos especiales para cada uno. Si tienes mascotas, debes limpiar al menos 1 vez cada 6 meses.
  • Ventanas: para limpiar, hazlo cuando no les llegue el sol directo, ya que se secarán los productos de limpieza más rápidamente y te dejarán marcas. Si las ventanas dan hacia una calle, deberás limpiar 1 vez cada 6 meses.
  • Cortinas: las puedes lavar o usar un vaporizador según el tipo de tela.

¿Qué te pareció estas pautas de limpieza? ¡Compártelas!

Publicidad
Loading...