5 Remedios Herbales Para Reducir La Presión Arterial

La presión arterial alta, también conocida como hipertensión, es uno de los problemas cardiovasculares cuyo número de pacientes va en aumento. Se produce cuando las arterias se engrosan u obstruyen, lo cual sobrecarga las funciones cardíacas al tener que hacer más esfuerzo para que la sangre llegue a cada parte del cuerpo.

A modo de consecuencia, se debilita el corazón y las funciones de órganos comos los riñones, el cerebro y el páncreas también se ven afectadas.

Publicidad

La vida de aquellas personas que padecen esta enfermedad comienza a decaer y además eleva el riesgo de enfermedades que pueden llegar a ser mortales.

Por fortuna, es una condición que se puede controlar y sobrellevar, más aún si se adoptan hábitos de vida saludables. Gracias a las propiedades de algunas hierbas, podemos preparar remedios naturales que ayudan a estabilizarla.

En esta oportunidad queremos compartir 5 interesantes opciones para que no dudes en prepararlas cuando te enfrentes a este problema.

1. Infusión de apio

Publicidad

Los fitoquímicos y compuestos antioxidantes del apio lo convierten en una gran alternativa para controlar la presión arterial alta de forma natural. Estas sustancias ayudan a regular los procesos inflamatorios del organismo y, a su vez, controlan la retención de líquidos.

Sus aportes de minerales esenciales disminuyen la producción de cortisol, una hormona cuyos niveles altos aumentan el riesgo de hipertensión.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de apio (20 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el apio.
  • Deja que repose unos 15 minutos y filtra.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión al día, todos los días.

2. Infusión de lavanda

La lavanda es una planta con propiedades sedantes que, además de calmar el estrés, resulta idónea para disminuir los niveles de presión arterial.

Sus activos naturales estimulan la actividad celular y favorecen el paso de la sangre a través de las arterias. Además es una planta que crece en variados climas por lo que conseguir un par de hojas no es muy difícil.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de lavanda (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora la lavanda en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 15 o 20 minutos.
  • Cuando esté tibia, pásala a través de un colador y consumela.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida una vez al día, mínimo 3 veces a la semana.

3. Infusión de orégano

El orégano es una hierba con propiedades antiinflamatorias y diuréticas que facilitan el alivio de la presión arterial alta. Sus compuestos activos, en especial el carvacrol, ayudan a limpiar las arterias para evitar dificultades circulatorias por la acumulación de residuos.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de orégano (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega el orégano en una taza de agua hirviendo y, pasados 15 minutos, cuela y consume.

Modo de consumo

  • Toma la infusión a media mañana, mínimo 3 veces a la semana.

4. Infusión de cola de caballo

Un gran número de pacientes con presión arterial alta tienen dificultades en el tratamiento debido a la retención de líquidos. Para estos casos, la ingesta de infusión de cola de caballo resulta un buen complemento.

Esta planta tiene propiedades diuréticas y antioxidantes que, al ser asimiladas en el cuerpo, ayudan a impulsar la eliminación de fluidos.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de cola de caballo (10 g)

Preparación

  • Hierve una taza de agua y agrégale la cola de caballo.
  • Deja que repose 10 o 15 minutos y sírvela.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión en ayunas, mínimo durante 2 semanas.

5. Infusión de diente de león

Esta planta tiene propiedades diuréticas que ayudan a fortalecer la salud renal cuando sus funciones se ven comprometidas por la presión arterial alta, sus antioxidantes y minerales ayudan a proteger los tejidos inflamados y, a su vez, estimulan la circulación para regular la presión.

Además, su consumo no altera los niveles de electrolitos y, en lugar de esto, favorece la hidratación.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de diente de león (10 g)

Preparación

  • Pon a calentar una taza de agua y, cuando hierva, añádele el diente de león.
  • Déjalo a fuego mínimo durante 3 minutos y, luego, retíralo para que repose a temperatura ambiente.
  • Cuando adquiera una temperatura apta para su consumo, cuélala y sírvela.

Modo de consumo

  • Consume una taza de infusión al día, mínimo 3 veces a la semana.

En el caso de que sufras de presion arterial alta debes consultar con un médico y seguir sus recomendaciones. Esta información puede complementar dichas indicaciones, pero en ningún caso sustituirlas. Comparte esta información con tus amigos.

Publicidad
Loading...